Bookmark and Share
Martes, Octubre 24, 2017
   
Text Size

Madreybebe El Baño del Bebé

 

El baño suele ser  uno de los momentos más gratificantes, reconfortantes, relajantes y agradables en la vida de nuestros bebés. El  mismo le proporciona un tiempo de placer y bienestar, sobre todo en las temporadas más calurosas del año, el baño les sirve para refrescar sus cuerpecitos y aliviarlos de la sudoración excesiva que suelen presentar los bebés.

Es importante señalar que el baño del bebé, es además de las cuestiones de higiene, previene  enfermedades de la piel.
Es recomendable, tener a mano todos y cada uno de los elementos necesarios para bañar al bebé de la manera más cercana posible al lugar del baño, al igual que para cambiarlos se debe colocar todo lo necesario para no tener que separarse del bebé durante este proceso. Esto evita posible accidentes y nos ayuda a cuidar nuestros pequeños.
A continuación detallamos los elementos necesarios para el baño del bebé.
·    Bañerita especial para bebés.
·    Agua purificada y tibia. Para probar la temperatura ideal del agua, se puede introducir el codo en la misma, ya que esta es una de las partes del cuerpo más sensibles a la temperatura. Se debe tener mucha precaución, ya que si el agua está muy caliente podría provocar quemaduras o lesiones en la piel del bebé y, por el contrario, si el agua está muy fría podría provocarle hipotermia o un resfriado.
·    Jabón neutro, preferiblemente un jabón que sea especial para bebés, ya que la textura, el aroma y los elementos que los componen son más suaves que los demás. De esta manera evitamos posibles alergias.
·    Champú especial para bebés, preferiblemente los que tienen protección para los ojos.
·    Una toallita suave para el cuerpo y otra para la cabeza y la carita.
·    Bolitas de algodón, para limpiar los genitales de los bebés.
·    Hisopos, para limpiar las áreas alrededor de los ojos, nariz, orejas y los genitales en las niñas.
·    Alcohol.
·    Toalla con capuchita para secar el cuerpo y cabeza del bebé.
·    Esponja para colocar al bebé dentro de la bañerita

Elementos para cambiar el bebé:
·    Pañales desechables.
·    Crema o aceite para el cuerpo especial para bebés.(opcional)
·    Crema contra pañalitis o vaselina neutral. (opcional)
·    Ropa limpia y cómoda.
·    Medias y/o zapatos.
·    Peine y/o cepillo.
Recomendaciones generales para el baño del bebé.  
1.    Cerrar puertas y ventanas para evitar corrientes de aire.
2.    Lavarse bien las manos con jabón y limpiarse las uñas antes de iniciar el baño de su bebé.
3.    Desvista por completo al bebé.
4.    Inicie el baño lavándole la carita con un paño húmedo y limpio. Evite el jabón en el rostro.
5.    Limpie los ojos del bebé. (ya sea con hisopos o con una pequeña bola de algodón humedecido, sin jabón). Los ojos siempre se lavan de adentro hacia afuera.
6.    Limpie las orejas y la nariz con hisopos o con bolitas de algodón, pero siempre tener presente de no introducir los mismos en los orificios correspondientes.
7.    Lave la cabeza del bebé con un champú suave, realice movimientos circulares en su cabecita, luego apoye la cabeza del bebé sobre su brazo y sostenga la cabeza con su mano, con su otra mano, retire el champo o jabón con pequeños chorros de agua para evitar que le caiga en los ojos u oídos.  
8.    Sostenga firmemente al bebé y vaya retirando el jabón paulatinamente para evitar que  se le resbale.
9.    Lave brazos, cuello, cuerpo, genitales y piernas, luego voltee cuidadosamente al bebé para lavar toda la parte de atrás.
10.    Luego de terminado el baño envuelva bien al bebé en la toalla para llevarlo al lugar donde será cambiado.
11.    Seque bien todas las partes del cuerpo del bebé, antes de cambiarle.
12.    Luego de bañado y cambiado evite ventiladores y/o aire acondicionado por los próximos 15 a 20 minutos siguientes.  
13.    Es importante, que durante el baño se revise el bebé, con la finalidad de verificar que no tenga erupciones, pañalitis, alergias, inflamaciones, manchas o decoloraciones, o cualquier otro problema de la piel. Si se llegara a encontrar cualquiera de estos problemas de la piel se debe consultar con su médico.
14.    Debe evitarse mojar el cordón umbilical, y luego de terminado el baño se debe limpiar el mismo con un copito de algodón y alcohol.
FRECUENCIA DE BAÑO PARA EL BEBÉ
Es recomendable bañar al bebé todos los días a media mañana o al medio día, que es en el momento en el que el sol está más caliente.
Es importante señalar que un medio baño antes de la hora de dormir puede provocar que, al sentirse más cómodo, el bebé duerma de manera más placentera y por más tiempo.