Bookmark and Share
Martes, Octubre 24, 2017
   
Text Size

CUARESMA 2012: La Llamada de Dios a través de Oseas


Con las lecturas bíblicas que nuestra iglesia nos propone orar hoy, tercer viernes de Cuaresma, del profeta Oseas 14, 2-10 y de Marcos 12, 28-34, podemos hacer una lectura pausada y meditada, personalizada y familiar; junto con una oración sencilla. Quizás nos ayude como oración de fondo familiar en todos estos días, hasta la celebración de la pascua.

"Esto dice el Señor Dios:
Israel (familia mía elegida: César, Mercedes, Karina, Ricardo, Laura, Damiani, Henry…),
conviértete al Señor, Dios tuyo,
pues tu maldad (tu falta de amor, tu falta de fe, tu ambigüedad, tu pecado)
te ha hecho sucumbir (sentirte alejado del Amor y de la Gracia de Dios)
Arrepiéntanse y acérquense al Señor para decirle:
"Perdona todas nuestras maldades (nuestra falta de amor, de fe, ambigüedades y pecados),
acepta nuestro arrepentimiento sincero, que solemnemente te prometemos.
Ya no nos salvará Asiria (aquello que nos seduce desde fuera con poder, que nos invade por dentro, nos roba la paz y nos lleva al destierro, a la soledad y a la división),
ya no confiaremos en nuestro ejército (nuestras autosuficiencias, egoísmos y "fortalezas"),
ni volveremos a llamar "dios nuestro" a las obras de nuestras manos, (La vanagloria de alardearnos y jactarnos de lo que hacemos o hemos hecho, o de lo que tenemos, como centro y alimento del sentido de nuestras vidas)
pues sólo en ti
encuentra piedad el huérfano (el que reconoce que necesita del Padre Todo Misericordioso).
Yo perdonaré sus infidelidades (su falta de amor y de fe, sus pecados), dice el Señor;
los amaré aunque no lo merezcan,
porque mi cólera (decepción) se ha apartado de ustedes.
Seré para Israel (para esta familia) como rocío;
mi pueblo (mi familia)
florecerá como lirio,
hundirá profundamente sus raíces, como el álamo,
y sus renuevos (hijos, hijas, relaciones y proyectos) se propagarán;
su esplendor será como el del olivo
y tendrá la fragancia de los cedros del Líbano (esplendor y fragancia ni impuestas desde fuera, ni fingidas, sino que salen desde dentro con naturalidad y gracia)
Volverán a vivir bajo mi sombra,
cultivarán los trigales y las viñas (no les faltará trabajo ni proyectos para su sustento)
que serán tan famosas como las del Líbano (sin tener que envidiar a nadie).
Ya nada tendrá que ver Efraín (Tú, como ser amado único e irrepetible, parte de esta familia)
con los ídolos (todas aquellas cosas y personas que ponemos en el lugar que debe estar Dios: uno mismo, los hijos, los esposos/as, los proyectos, los miedos, el dinero...)
Yo te he castigado, (he visto como has sufrido alejado de mí, mas no he intervenido en tu libertad)
pero yo también te voy a restaurar, (a volverte a buscar y llamar. Y si me abres, volverás a sentir mi amor que te libera donde eres tinieblas y engaño, que te ordena donde eres caos originario)
pues soy como un ciprés, siempre verde, (invariable, constante y fiel)
y gracias a mí, tú das frutos (frutos buenos, en su sazón, de servicio y amor)
Quien sea sabio, que comprenda estas cosas y quien sea prudente, que las conozca.
Los mandamientos del Señor son rectos y los justos los cumplen; los pecadores, en cambio, tropiezan en ellos y caen". Palabra de Dios.

 

Oración:

Señor, permite que sintamos la fuerza de tu amor incondicional,
para levantarnos de nuestras caídas, y volver a la casa del Padre
y pasar de ser pecadores a justos, de justos a prudentes y de prudentes a sabios
para vivir el mandamiento mayor y más importante
que vale más que todos los holocaustos y sacrificios,
que es reconocerte como único Señor y que no hay otro fuera de ti,
y amarte con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas,
y amar al prójimo como a uno mismo (Mc.12, 28-34)
AMEN.
 

Por:  Henry Rosa Polanco